Cuello Falso o Medio Inglés, Bicolor.

El otro día estaba revisando mi stock y pensé que estaría bien tejer otro cuello con unos ovillos sueltos.

Encontré dos ovillos de hemp tewwd de Rowan Yarns, en azul claro y otros dos de Nordic Wool DK de Novita Knits, en azul petróleo.

Ambas lanas recomiendan agujas de 4 mm. Así que pensé que juntas podrían quedar bien con agujas de 7mm.

Recordé que tuve un jersey que me gustaba muchísimo cuando iba al instituto, hace unos añitos…

Aquel jersey me lo había tejido una persona que fue como una madre para mí. Lo encontramos en una revista de punto de Lanas Phildar. Imaginaos, serían los 80’.

El caso es que combinaba Punto Bobo con Punto Medio o Falso Inglés. Así que pensé que este último sería perfecto para un cuello bicolor.

El Falso Inglés es diferente por el lado del derecho y revés. En mi opinión el revés es el más guai. 

Os he hecho un gráfico de cómo tejer Falso Inglés con circulares. Esto es importante porque el tema difiere curiosamente si lo tejes con vueltas del revés a si lo haces con agujas circulares. Recordar que la vista del gráfico es frontal ya que, como digo, ¡no hay vueltas del revés!

Este cuello lo he tejido con agujas circulares así que explicaré cómo hacerlo.

Montamos más menos 64 puntos, siempre un número par de puntos. Cerramos el círculo y comenzamos la primera vuelta y tejemos esta y todas las vueltas impares, tejiendo todos los puntos a punto jersey revés.

Ahora sólo tenemos que tejer la segunda vuelta y todas las vueltas pares a punto elástico 1×1 con la salvedad de que los puntos del derecho los vamos a tejer en el punto de la vuelta anterior. Esto es, introducimos la aguja, en lugar de donde “toca” en el punto de abajo.

Listo, en mí muestra cerré los puntos con ganchillo respetando derecho y revés y después, cerré el círculo (mirar vídeos) al alcanzar los 24 cm o el alto que más os guste.

Como a mí, en el punto falso o medio inglés, me gusta más el lado del supuesto revés, pues es ése lado el que he dejado para afuera.

Bien, como veis, en cinco minutos os he contado una anécdota de mi vida y cómo tejer un cuello súper bonito.

deja un comentario